domingo, 30 de agosto de 2015

Vericuetos

A través del camino zigzagueante
- con un horizonte impronunciable -
                    avanzan los pies rugiendo
                          en carne viva por el alba.

       El sol,
brújula sin imán que detiene
el vals del pensamiento:
vas desprovisto de paradero y
                                     de habla,
deshuesando minutos,
dejas un surco de tierra mojada.
De olvido.

Entre las manos, una fotografía del mar.
Entre los labios, el recuerdo de un rostro.

       Diminutamente,
un ejército de ciempiés sigue tu rastro de
palabras -
           acalladas.

Sobre la espalda se adivina
un amanecer a la deriva
lanzando destellos
              entre las casas de magnolias.


Gema



"Fui peregrino sobre la mar,
y en todas partes

pecando un poco, 
dejé mi vida como un cantar."

Valle-Inclán

11 comentarios:

  1. Vericuetos frente a un mar inspirador.Preciosos versos que se me antojaron una bella estampa al amanecer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y el mar ahí, cerca y siempre presente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un caminar lleno de poesía.Besicos

    ResponderEliminar
  4. El mar siempre es inspirador y deja en los labios "el recuerdo de un rostro" que nos acompañó.
    Siempre hay belleza en tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el camino que detallas, esos vericuetos...

    Bonito de verdad.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Gema me encantó que volvieras, empezaba a echarte de menos.
    ¡Bienvenida!

    ResponderEliminar
  7. Atraen esos caminos inspirados.
    Me alegra tu vuelta, Gema.

    Mil besitos preciosa y bonito lunes.

    ResponderEliminar
  8. Avanzar, caminar, seguir...hermoso

    ResponderEliminar
  9. Soberbio, magnifico, toda mi admiración.

    ResponderEliminar
  10. Muchos caminos por los cuales avanzar... Espero te olvides de la prisa.

    ResponderEliminar